Uncategorized

VIOLENCIA DE GENERO o VIOLENCIA DOMÉSTICA?

Es relativamente frecuente que, tanto en nuestras conversaciones privadas como en la información que recibimos en muchos medios de comunicación, se tienda a confundir ambos tipos de violencia. Pero en modo alguno ambos términos son iguales y no viene mal,de vez en cuando,  recordar que es una y otra y sus diferencias:
VIOLENCIA DE GENERO, es aquella que sufre la mujer bien sea física o psicológica, por parte de quien sea o haya sido su cónyuge o excónyuge.

Esa violencia queda definida perfectamente en el Art. 1 de la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, que dice:

La presente Ley tiene por objeto actuar contra la violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia.

Asimismo en el Art. 3 de la misma Ley en que puede consistir dicha violencia, sin ser estas aptitudes las únicas que se puedan castigar:

La violencia de género a que se refiere la presente Ley comprende todo acto de violencia física y psicológica, incluidas las agresiones a la libertad sexual, las amenazas, las coacciones o la privación arbitraria de libertad.

Es decir, no es precisa la convivencia, basta con que haya o haya existido una relación afectiva entre un hombre y una mujer, por ejemplo, parejas que no viven juntas, novios en el antiguo concepto de la palabra, etc.Por consiguiente dentro del termino Género no caben las parejas de homoxesuales, ya sean de hombres o de mujeres. Este tipo de violencia solo existe entre dos personas de distinto genero. No es que, a titulo personal,  rechace o diga que no existe violencia entre otros colectivos, todo lo contrario, simplemente que esta definición de Violencia de Género, no lo ampara.

Requisitos indispensables para que se esté hablado de violencia de genero y no de violencia domestica: que el agresor sea un HOMBRE y haya o tenga con su víctima una relación de afectividad.
Por el contrario la VIOLENCIA DOMESTICA no tiene en cuenta esos parametros, siendo suficiente para que la agresión se denomine “DOMÉSTICA”, que la víctima y su agresor esten dentro del mismo circulo de convivencia familiar, no existiendo diferencia de género, puede darse entre hombres (hijos/padres/abuelos) o entre mujeres (hijas/madres/abuelas), o entre los distintos sexos (hijos/madres), (hijas/abuelas), etc.

Es decir , requiere que las personas que la sufran tengan convivencia familiar. En concreto las personas recogidas en el artículo 173.2 del Código Penal, que determina una serie de personas a las que otorga una especial protección ya sea por situación de dependencia entre agresor y víctima (hijos respecto de los progenitores, por ejemplo) o por una relación legal, la cual otorga una especial protección a la víctima (tutor respecto al declarado incapaz, en un procedimiento civil). Este artículo no establece un numerus clausus de relaciones que se encuentran dentro del amparo del mismo, sino que deja abierta una puerta para incluir otros supuestos al decir que se aplicará “sobre persona amparada en cualquier otra relación por la que se encuentre integrada en el núcleo de su convivencia familiar, así como sobre las personas que por su especial vulnerabilidad se encuentran sometidas a custodia o guarda en centros públicos o privados”.

Aquí sí tendría su encuadre la violencia entre  parejas homosexuales que antes hemos descartado del ámbito de la violencia de género. Si bien es cierto que algunos Juzgados menores han dictado Sentencias en el sentido de equiparar las situaciones, lo cierto es que, posteriormente, las mismas han sido rectificadas por el Tribunal Supremo.

Podríamos hablar y se habla, de que la Ley de Violencia de Género es desigual y discriminatoria. Es cierto, lo es. Pero también es cierto que, de momento,  es lo único que tenemos para poder luchar contra esta lacra
En cualquier caso, toda violencia es detestable, sea ejercida por quien sea, y merece el rechazo de toda la Sociedad y su denuncia.

La violencia no es fuerza sino debilidad, nunca podrá crear cosa alguna, solamente la destruirá” Benedetto Croce

“La violencia sexual, racial, de género y otras formas de discriminación en la cultura no pueden ser eliminadas sin cambiar la cultura”.Charlotte Bunché

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *