DIVORCIO

Custodia compartida, el camino al futuro de las relaciones paterno filiales

Estamos felices, hemos conseguido una guardia y custodia compartida para nuestro cliente. Ha sido una batalla dura, pero ha merecido la pena.

No es un derecho de los padres, es un derecho de nuestros hijos el poder disfrutar de un tiempo de calidad con sus dos progenitores.

Es un nuevo paso para equiparar los derechos de padres y madres. Desde luego que todos los casos no son iguales, cada familia necesita su propio traje a medida.

En este caso, nuestro cliente se siente feliz y nosotros con él.